Civilización fenicia: los dueños del Mediterráneo

Civilización fenicia: los dueños del Mediterráneo
2 weeks, 5 days ago 0
Posted in: Sin categoría

Los fenicios, pertenecientes a los llamados Pueblos del Mar, que vivieron en la Edad de Bronce y migraron hacia Oriente Próximo durante el 1200 a.C., constituían una antigua civilización ubicada en la costa de Canaán, actual Líbano. Universalmente conocidos como una cultura cruel y despiadada por su lucha contra griegos, hebreos, egipcios y romanos, su legado es, en cambio de gran importancia para nuestra herencia mediterránea. Rodeados de pueblos belicosos y con pocas posibilidades de avanzar por tierra, vieron el mar como su medio de subsistencia y prosperidad. Vamos a conocerles más a fondo. Es por aquí, Marinero.

Si algo caracterizó a este pueblo fue su afán de aventura, su habilidad como navegantes y la ambición mercantil. Veamos en detalle algunas de las importantes contribuciones y datos curiosos de esta antigua civilización:

1. Grandes comerciantes y navegantes
La situación geográfica de las ciudades fenicias, rodeadas de montañas que dificultaban las comunicaciones por tierra, unida al acorralamiento por parte de imperios poderosos como el asirio, el hitita, el egipcio y el persa, hicieron que el mar fuera su salida natural. Crearon factorías y asentamientos a lo largo de la costa, desde Chipre hasta Cádiz, pasando por Sicilia, Cerdeña y el

norte de África, convirtiéndolas poco a poco en grandes ciudades. Para finales del siglo II a.C. disponían ya de los conocimientos técnicos suficientes y de los materiales necesarios para lanzarse a la navegación de grandes distancias.

2. Conocidos gracias a Homero
Los fenicios eran un pueblo muy desconocido cuyas primeras noticias de su existencia comenzaron gracias a través del poeta griego Homero, que los citó en sus obras La Iliada y La Odisea. También algunos pasajes de Plinio y de la Biblia hablan de ellos.

3. Precursores del alfabeto
Como pueblo comerciante que eran necesitaban anotar con facilidad información sobre sus transacciones, lo que les llevó a crear un sistema de registro que se convirtió en un alfabeto fónico, es decir, consistente en símbolos que representaban sonidos. Este alfabeto, que no contenía vocales, sino solo 22 consonantes, pasó de Grecia a Italia, agregando los griegos algunos símbolos propios que hacían las veces de vocales. La escritura fenicia se expandió por el Mediterráneo en rollos de papiro a los que los griegos llamaron biblion, que significa libro, y de la cual se originó el término Biblia.

Fenicios-dibujo_1

4. Exportadores de la dieta mediterránea
A través de sus relaciones comerciales a lo largo de la cuenca mediterránea, introdujeron el aceite de oliva y la vid a cambio de oro, plata o hierro. Además con ellos llegaron también a nuestras tierras legumbres como el garbanzo y la lenteja, así como salazones de pescado, bases de lo que hoy se conoce como dieta mediterránea.
5. Acuñados fenicios en alusión al color púrpura
La palabra fenicio significa literalmente “color rojo escarlata”, en alusión al color con el que vestían estos. Se trataba de un carísimo tinte extraído de un molusco marino, cuyo monopolio comercial poseían y que era el producto estrella con el comercializaban. Como curiosidad, el ave Fénix, mito de origen egipcio, recibía este nombre también por su color púrpura y dorado.

Como ves, Marinero, una vasta civilización cuya herencia está muy presente en nuestros días. Y, por cierto, hablando de herencias, ¿qué mejor manera de agradecer la contribución fenicia a nuestra dieta mediterránea que comiendo unas @PatatasMarinas? 😉