La Batalla de Lepanto

La Batalla de Lepanto
2 months ago 0
Posted in: Sin categoría

 

Mañana del 7 de octubre de 1571. El Mediterráneo está a punto de convertirse en el escenario del mayor y más encarnizado combate naval que han protagonizado sus aguas. De un lado, el Imperio otomano. Del otro, la Liga Santa, coalición católica integrada por el Reino de España, los Estados Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya.

La Liga Santa se había formado poco antes como respuesta a la expansión turca por el Mare Nostrum. Sus principales objetivos eran la toma de Chipre y la de Tierra Santa. Portugal, Francia y Austria quedaban fuera al que no querer unirse. Francia incluso pactó con los turcos.

Miguel de Cervantes va en una de las más de 200 embarcaciones comandadas por Juan de Austria. Pese a ser conocido a partir de entonces como el manco de Lepanto, no llegó a perder ninguna de sus manos, pero sí la movilidad de la izquierda. Él mismo recordará después Lepanto como «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros».

A las cuatro de la tarde de ese mismo día la contienda parece haber terminado. Victoria para el bando cristiano, sí, aunque las consecuencias son devastadoras para ambos. No se conoce con exactitud el número de muertos, pero hay registros que hacen pensar en un total de más de 35.000. Los buques hundidos se cuentan por decenas. Los prisioneros por miles. Los heridos por decenas de miles.

Tendrían que pasar muchos años hasta que el Mediterráneo fuera testigo de un enfrentamiento que se acercara en dimensión y trascendencia a lo que ocurrió aquel octubre de 1571.