Pals, castillos en la Costa Brava

Pals, castillos en la Costa Brava
1 year, 7 months ago 0

Hay un lugar a orillas del Mediterráneo, en plena Costa Brava, levantado sobre una montaña y construido en torno a una fortaleza medieval. Rodeado de playas vírgenes, humedales, dunas y campos de arroz. Acércate. Acércate más. Es Pals. Bienvenido.

Aunque no existe presencia romana documentada, el nombre podría derivar de palus, lugar pantanoso en latín. O de Palas Atenea, la diosa de la paz. Su magnífica torre románica, tesoro del centro histórico, se edificó en torno al siglo XII, eso sí que lo sabemos. Y también que su castillo data de, al menos, finales del siglo IX. Lamentablemente la torre es una de las pocas cosas que quedan de él en pie.

Pals 2

Conocida por encima su historia, querrás saber qué puntos visitar, qué hacer al llegar. Comer, arroz, desde luego. Es el producto principal de la región. Cocinado de muchísimas formas ?el arròs de Pals a la cassola es sólo una de ellas? y cultivado tradicionalmente, está adherido a la marca de garantía Productes de l’Empordà. Todavía hoy sigue siendo una importante fuente de ingresos para el pueblo. Además del turismo, naturalmente. Nada malo tampoco el vino que uno puede beber aquí.

Respecto a los lugares que ver, Pals puede parecer pequeño, pero está lleno de ellos. La torre de las horas de la que ya te hemos hablado, la iglesia de Sant Pere, la casa-museo de cultura, la plaza mayor, sus galerías de arte, sus cautivadoras tiendas de artesanía, el mirador Josep Pla… Fue precisamente el escritor gerundense el que afirmó que Pals no merece una, sino cien visitas. Hazle caso, algo sabía.