Por eso no trabajas hoy

Por eso no trabajas hoy
1 year, 9 months ago 0
Posted in: Sin categoría

Las cosas no siempre han sido como son ahora. A pesar de que en buena parte del mundo la jornada laboral no dura más de ocho horas (así debería ser al menos, aunque como todos sabemos eso no se cumple en muchas ocasiones), hasta finales del siglo XIX el límite de horas que una persona podía trabajar durante un día se extendía hasta las 18. Así ocurría en Estados Unidos y concretamente en Chicago, uno de los lugares con las peores condiciones laborales del país en aquel entonces.

Los sindicatos sacaron cuentas. Si un día tenía 24 horas, parecía justo que un tercio fuera para dormir, otro para pasar tiempo con la familia o practicando cualquier actividad relacionada con los intereses particulares de cada uno y sólo el tercio restante trabajando. Los obreros de Chicago (y del resto de ciudades norteamericanas) anunciaron que o se cumplían esas condiciones o entrarían en huelga. Y así lo hicieron. El paro empezó el 1 de mayo de 1886.

Las protestas se prolongaron hasta el día 4, con el fatídico resultado de varios muertos y múltiples heridos. El incidente más destacado tuvo lugar en la plaza de Haymarket, donde un artefacto explosivo acabó con la vida de un policía. Más de 30 personas fueron detenidas y cinco de ellas, cuya culpabilidad nunca pudo probarse, condenadas a muerte. Actualmente se les recuerda como los Mártires de Chicago. Hoy se conmemora todo aquello, por eso no trabajas.