Portovenere, el golfo de los poetas

Portovenere, el golfo de los poetas
3 weeks, 6 days ago 0
Posted in: Sin categoría

Ubicado en la bella región italiana de las Cinco Tierras, Portovenere, antigua Portus Veneris en la época romana, debe su nombre a un templo edificado en honor a Venus sobre el promontorio donde se encuentra actualmente la iglesia de San Pedro Apóstol. Y no es para menos, ya que este hermoso pueblecito medieval de pescadores tiene un encanto especial: casitas de color pastel, callejuelas laberínticas repletas de tiendas artesanales y de souvenirs, playas de aguas cristalinas y barcas de pescadores amarradas en el coqueto puerto son algunos de los atractivos que alberga.

Lo mejor de todo es que se trata del municipio menos explotado de los cinco que conforman el complejo costero de Cinque Terre. Hoy una apacible villa, antaño sufrió incursiones sarracenas y tuvo una fuerte vinculación con Génova, el mar y las conquistas.

Con estos ingredientes no resulta extraño que grandes poetas, escritores e intelectuales románticos como Lord Byron, Mary Shelley, Dante Allighieri o Margarita Durás se acercaran hasta Portovenere atraídos por su espíritu libre. ¿Damos un paseo por este bello paraje para conocer sus principales encantos, marinero?

La Iglesia de San Pietro es uno de los imperdibles si decides dejarte caer por este punto del mundo. Fundada en el siglo XII sobre las ruinas del templo pagano dedicado a la diosa Venus, se erige majestuosa sobre una arista de roca con vistas al Golfo de los Poetas. Destaca además la armonía con la que se mezclan los estilos románico y gótico y su preciosa fachada de mármol blanco y negro.

Portovenere 2
Caminar por el paseo marítimo y, dependiendo de la época del año, darse un baño en las cristalinas aguas de sus playas, es otra de las actividades que no deberías perderte. Además, si se sube a la altura de los ferrys desde el puente, se puede tomar una bonita fotografía para el recuerdo de la Palazzata a Mare, las típicas casitas genovesas de colores de la villa. Y por supuesto perderse por el entramado de callejuelas y la bellísima vía principal, la calle Cappellini y degustar su rica gastronomía mediterránea, entre la que destacan los platos a base de pesto de albahaca y sus mariscos y pescados.

Pero si hay una joya que destaca entre todos los encantos que te esperan en Portovenere es su castillo, la soberbia Fortaleza de Doria, ubicada en el punto más alto de la villa y con unas impresionantes vistas al mar.
Si, tras la jornada te queda energía en el cuerpo, puedes disfrutar de su hermosa puesta de sol y cenar a la luz de las velas con un rico vino dulce dejándote impregnar por el espíritu bohemio.

¿Te imaginas acompañar este viaje con tus @patatasmarinas favoritas? Suena apetecible, ¿verdad? Y más mediterráneo imposible…